hero_kiosk_es

Sin embargo, la idea se asienta en que son monedas de muy poco valor y hay que tener muchas para realizar alguna compra o hacer una transacción monetaria. Una propuesta más viable para deshacerse de este dinero en metálico, sin renunciar al mismo, es la fórmula de Coinstar. Esta multinacional americana cuenta ya con más de 400 quioscos en España, la gran mayoría en hipermercados y supermercados. Coinstar ofrece una oportunidad de reactivar una economía estancada de 1.800 millones de euros anuales en nuestro país, lo que supone una facturación extra al retail gracias a la canalización de la calderilla que, de otro modo, quedaría inerte en el bolsillo del consumidor y repercutiría en una pérdida de poder adquisitivo para el mismo.

¿Qué son los quioscos de Coinstar? ¿Cómo funcionan?

Coinstar pone a disposición de los establecimientos quioscos de recuento de monedas donde los usuarios pueden canjear su calderilla por compras o efectivo en el mismo establecimiento. El funcionamiento es sencillo, el usuario llega hasta el quiosco, introduce las monedas y la máquina las contabiliza de manera automática. Cuando el proceso finaliza, se entrega un vale con el valor total del dinero entregado menos una pequeña comisión de servicio. Para el usuario es una práctica interesante porque le permite aprovechar todo su poder adquisitivo, canalizando esa calderilla estancada a través de vales de compra. Los comerciantes del sector retail también obtienen ventajas, pues los estudios demuestran que los consumidores emplean el 77% del valor de los cupones para adquirir productos en el mismo establecimiento, siendo el valor promedio del cupón superior a 40 euros. A su vez, como Coinstar es la dueña de los quioscos y quien se encarga de mantenerlos, para los propietarios de los establecimientos, esta fórmula solo incluye ventajas. Se trata de una solución llave en mano.

¿Por qué instalar máquinas de este tipo?

Hasta el momento, los quioscos de esta empresa han sido distribuidos casi de manera exclusiva en grandes cadenas de alimentación y distribución. Es una opción lógica, ya que son establecimientos donde se adquieren compras por cantidades de dinero muy elevadas. Sin embargo, la idea de instalar estos quioscos es igualmente posible en pequeños negocios. Su montaje solo requiere ocupar una superficie de 1 m2, se coloca siempre en la entrada del establecimiento, situando el dispositivo en un lugar normalmente infrautilizado.

Con esto se consigue un aumento en la productividad del establecimiento y un importante ahorro de tiempo, ya que las monedas se contabilizan de manera automática, sin necesidad de que haga lo propio el dependiente o vendedor. Los quioscos pueden contener hasta 500 kilos de monedas. Y es la compañía la que se ocupa de todo, reembolsando semanalmente al establecimiento el valor de los cupones canjeados y retribuyendo a la tienda.

Un proceso de crecimiento en continua expansión

Coinstar está en una fase de fuerte expansión internacional, y más especialmente en nuestro país, donde los crecimientos anuales de 2020 y 2021 son superiores al 50%, según apunta Jacques Giribet, su director general. La solución propuesta por esta compañía da respuesta a un fenómeno cada vez más habitual, el de pago a través de medios digitales. Si todo o prácticamente todo se paga con tarjeta o con el móvil, muchos usuarios no saben qué hacer con esa calderilla sobrante. La alternativa que ofrece Coinstar permite que los clientes aprovechen al máximo su poder adquisitivo.

Estrategias de Inversión

La empresa ha puesto en su foco el mercado español consciente de sus posibilidades de crecimiento. En España la facturación del retail de alimentación alcanza una horquilla de entre 3.000 y 10.000 euros por metro cuadrado. Con Coinstar, esa facturación puede ser de hasta 120.000 euros por metro cuadrado. La idea, cada vez más extendida en todo el mundo con más de 23.000 quioscos, sigue la línea de ganar comodidad, que sean las máquinas las que hacen el trabajo más monótono y repetitivo mientras los clientes, y también los responsables de tienda, pueden dedicar más tiempo a tareas productivas.