I La entidad calificó como dudosos 1.775 millones que aún no entraron en mora

I La exposición al sector inmobiliario es la más baja de las cajas española

I El superávit de liquidez hasta 2014 alcanza los 1.832 millones de euro

Novacaixagalicia obtuvo en 2010 un beneficio individual después de impuestos de 146,4 millones de euros, lo que representa un descenso del 25,6% respecto al año anterior. No obstante, durante ese ejercicio realizó dotaciones para reforzarse ante posibles contingencias por valor de 2.433 millones de euros, 318 millones más que suma de dotaciones realizadas por las dos cajas fusionadas durante el conjunto de los tres ejercicios anteriores. El saneamiento extraordinario de 2010 responde a una política de máxima prudencia y solidez de la caja gallega, lo que la convierte en una de las cajas de ahorros más saneadas del sistema financiero español.

El margen de intereses ascendió a 848,1 millones de euros gracias a los ingresos percibidos por el negocio de intermediación. Una vez incorporadas las aportaciones por comisiones, dividendos y los resultados de operaciones financieras, el margen bruto se sitúa en 1.385,5 millones de euros. Los gastos de explotación, que incluyen gastos de personal, otros gastos generales de administración y las amortizaciones, totalizaron 831,7 millones de euros. El resultado de explotación antes de dotaciones alcanza los 553,7 millones de euros.

El resultado consolidado del grupo Novacaixagalicia asciende a 112,3 millones de euros, una cifra menor a la del resultado individual debido a operaciones entre empresas del mismo grupo que no se contabilizan en la cuenta de resultados consolidados y sí en la individual. El grupo Novacaixagalicia presenta a 31 de diciembre de 2010 un volumen de negocio de 124.489 millones de euros y un activo total de 73.493 millones de euros.

Los recursos de clientes aportan al volumen de negocio un importe de 68.646 millones de euros, de los que 63.073 millones están en balance y, de ellos, un 77,4% provienen de depósitos de la clientela. La inversión crediticia asciende a 55.843 millones de euros, de los cuales 52.650 se encuentran en balance. La cartera de títulos contribuye en 11.346 millones de euros al activo total y los fondos propios ascienden a 1.604,6 millones de euros.

Una entidad saneada y solvente

Novacaixagalicia nace como una de las cajas de ahorros españolas más fortalecidas para afrontar las posibles contingencias futuras. En 2010 realizó dotaciones por valor de 2.433 millones de euros, un volumen superior al destinado por las cajas que la integran durante los tres años anteriores. Con estas dotaciones, el fondo de insolvencias de la entidad asciende a 2.854 millones de euros, lo que le permite obtener una ratio de cobertura del 76%.

Esta política de máxima prudencia, acorde con una visión de sostenibilidad y posicionamiento a largo plazo, le ha permitido realizar un saneamiento por valor de 3.008 millones de euros, de los cuales 264 corresponde a los costes derivados del proceso de fusión, como es el caso de las prejubilaciones. El volumen restante se reparte entre la inversión crediticia (1.926 millones); la cartera de inmuebles adjudicados (399 millones) y la cartera de valores (419 millones).

Cabe destacar que esta política ha llevado a aplicar criterios de máxima exigencia a la hora de calificar como dudosos 1.775 millones de préstamos que no habían entrado en mora, por lo que la tasa de morosidad se sitúa al finalizar el ejercicio en el 6,62%.

El elevado nivel de saneamiento de Novacaixagalicia no responde a una cartera más deteriorada, sino a la prudencia y exigencia con la que se ha abordado el proceso de fusión. Según los datos publicados por las entidades financieras españolas, Novacaixagalicia es la caja española con menor exposición al sector inmobiliario, con un 55,6% de los créditos y activos inmobiliarios adjudicados sobre su inversión crediticia frente al 65,2% de media del resto de las entidades.

La caja gallega es también la que presenta una de las más bajas tasas de morosidad de los créditos concedidos para adquisición de vivienda, con un 1,7%, la quinta más reducida del sector y un punto por debajo de la media de las entidades. Y el peso del suelo -activo potencialmente sujeto a una mayor depreciación- en el conjunto de la exposición al sector es del 44,2%, un porcentaje similar al que tiene la media de las cajas de ahorros, siendo el 87,5% urbanizable, también uno de los mejores datos del sector.

El saneamiento extraordinario de Novacaixagalicia ha su puesto (una vez eliminado el efecto fiscal) minorar las reservas en 2.094 millones de euros, lo que ha conllevado una reducción de las ratios de capital, aunque siempre con excedentes de capitalización holgados sobre las normas en vigor cuando se realizaron tales saneamientos. Tras el 19 de febrero, fecha de la publicación del nuevo decreto del Gobierno, la nueva normativa genera un déficit de capital principal de 1.527 millones de euros en el caso de convertirse en un banco, una cifra por lo tanto menor al capital minorado como consecuencia del saneamiento realizado.

El coeficiente de solvencia de Novacaixagalicia (ratio BIS) se sitúa en el 10,59%, el Tier 1 en el 7,47% y el core capital en el 5,28%, lo que constata que, de no haberse aprobado el nuevo Real Decreto, la caja gallega contaría actualmente con un excedente de core capital de 975 millones de euros, según las exigencias de Basilea III hasta el año 2013.

Holgada posición de liquidez

Novacaixagalicia afronta una cómoda posición de liquidez para los próximos años. Así, los activos líquidos totales ascienden a 10.827 millones de euros y superan en 1.832 millones los vencimientos de los próximos tres años, a lo que se suma una capacidad de emisión cifrada en 3.104 millones, que ofrece aún una mayor holgura al perfil de liquidez de la entidad.
La entidad ha reestructurado su deuda mayorista hacia el largo plazo, ya que en 2007 representaba un 56% y al cierre de 2010 el 80%, frente a un 20% restante a corto.

Los depósitos de clientes permiten financiar el 92% del crédito, minimizando, al igual que con la vocación a largo plazo de la financiación minorista, la exposición de Novacaixagalicia a la volatilidad de los mercados.

Orientación minorista

Las cifras de negocio al cierre del ejercicio de 2010 evidencian la marcada orientación minorista de Novacaixagalicia. La caja gallega centraliza su actividad en este mercado respaldada por el potencial que le otorga una base de 2,9 millones de clientes, de los que 2,6 millones son familias y 300.000 autónomos y pymes. A pesar del elevado posicionamiento en Galicia, el solapamiento entre las dos entidades de origen era escaso, pues compartían tan sólo un 8% de sus clientes.
Novacaixagalicia concentra en préstamos a particulares y pymes el 76,5% de su inversión crediticia, cuyo volumen asciende a 50.689 millones de euros, a nivel individual. La caja de ahorros destina a familias 19.499 millones de euros, tras un crecimiento próximo a los 1.000 millones en la financiación para la adquisición de vivienda durante el ejercicio pasado. Las empresas, fundamentalmente pymes y micropymes, absorben otros 19.286 millones de euros. Globalmente, el crédito a la clientela cubre el 74% del activo total de la entidad.

Los ahorros captados a través de la red comercial de la entidad gallega se incrementaron por encima del 2% durante el último ejercicio. Por el contrario, los recursos procedentes de los mercados mayoristas se redujeron casi en un 11%.

Ahorro de coste

Las medidas contempladas de optimización de la red comercial, ajuste de plantilla e integración de la plataforma tecnológica, junto a otras sinergias derivadas de la fusión suponen un ahorro anual medio a lo largo de los próximos cinco años de 146 millones de euros, una cifra que representa el 16,2% de los gastos de explotación de las dos entidades de origen.
La reorganización de la red comercial, iniciada en enero de este año, se realiza atendiendo a criterios de rentabilidad y proximidad, buscando eliminar solapamientos. Este plan implicará el cierre de 302 oficinas antes de junio de 2012.
El plan de negocio prevé una reducción de plantilla en 1.230 empleados a través de prejubilaciones, un 37% de las cuales se materializará ya durante el primer trimestre de 2011. Este ajuste posibilitará también la movilización de recursos desde determinadas unidades de apoyo hacia la red comercial de la entidad, evidenciando su apuesta por el servicio y la atención al cliente.
En la misma línea de celeridad en la fusión, la integración tecnológica se completará este año. Además, Novacaixagalicia dispondrá de una plataforma tecnológica de altas prestaciones y con un coste por transacción un 30% inferior a la media del sector.