Jack Mackay, el estratega de Morgan Stanley Wealth afirma en un artículo en el que The New York Times analiza las perspectivas de la renta fija en 2015 que el ejercicio no va a ser un muy buen año para los bonos.
 
Con todo, el experto asegura que pese a todo tampoco hay que descartarla de las carteras de inversión. “En cualquier caso cualquier inversor aun debe querer bonos, incluso aunque su rentabilidad vaya a ser más baja, como una base de su cartera”, ha dicho en su artículo con el diario estadounidense.

Inevitablemente nos vamos a encontrar con algunos clientes que dicen que la renta variable lo ha hecho muy bien y que es eso es lo único en lo que quieren invertir. Y al final del camino las bolsas van a colapsar”, ha asegurado.

El experto de Morgan Stanley ha dicho en el artículo que la Reserva Federal podría no subir los tipos de interés este año. En su opinión, la primera subida en el precio del dinero se producirá en 2016. En este sentido, el experto asegura que cuando elijan sus bonos, los inversores deberían buscar exposición al crédito y no exposición a los tipos de interés.

Mackay afirma que para los inversores que busquen un enfoque al crédito recomendaría fijarse en los bonos high yield.

Hay que señalar que la rentabilidad el bono a 10 años de Estados Unidos cayó el año pasado más de un 30%. En enero del año pasado superó el 3% y en estos momentos roza el 2,2%, aunque habrá que ver su evolución después de la primera subida de tipos de interés.


Rentabilidad del bono a 10 años


Si quiere recibir alertas cuando el S&P 500 cambie de ciclo bursátil, pinche aquí.