"Aunque los mercados posiblemente sean lo último en lo que piensen las personas mientras se preparan para las vacaciones, la volatilidad que tuvieron el año pasado sugiere que proteger las carteras de inversiones de cara al verano puede ser tan sensato como acordarse de meter la crema solar en la maleta", comentan en Fidelity.
Lea también: Consultorio de análisis técnico: Repsol, ArcelorMittal, Técnicas Reunidas, Santander y seis títulos más bajo la lupa
La diferencia media entre la mejor y la peor clase de activos desde 2000 es del 13%, y la mayor brecha se dio en 2008
El gestor Nick Peters, gestor de fondos de Fidelity Solutions, el equipo de inversión de multiactivos de Fidelity International, explica que “si analizamos la diversidad que muestran las rentabilidades de las diferentes clases de activos (ver cuadro tras el texto), vemos que puede haber grandes oscilaciones. La diferencia media entre la mejor y la peor clase de activos desde 2000 es del 13%, y la mayor brecha se dio en 2008, cuando las materias primas perdieron un 18% y la deuda de los mercados emergentes avanzó un 2%". Peters señala tres factores clave que podrían influir en la evolución de las diferentes clases de activos:
1. CONTRADICCIÓN ENTRE ACCIONES Y BONOS
Aunque el rendimiento de los bonos ha caído a niveles récord, "poniendo así de relieve la demanda de seguridad entre los inversores, el S&P 500 está en máximos históricos”, explica Peters. “Es posible que los rendimientos de los bonos estén tan bajos que los inversores piensen que las rentabilidades por dividendo son más atractivas comparadas con los riesgos que rodean a los bonos. Estaremos atentos a un cambio de actitud ante la deuda pública de alta calidad”.
Lea también. El Ibex 35 consigue subir en la semana un 0,81% entre los resultados y la preocupación sobre Reino Unido
2. DATOS DESDE CHINA
Las cifras publicadas en el gigante asiático "son cruciales para evaluar cómo están gestionando las autoridades la transición de su economía". En este sentido, el gestor agrega que "el aumento de los precios de las materias primas debería reducir la deflación de los precios a la producción y dar un empujón al sector industrial del país. China debería estar tranquila por ahora, pero podría reactivar la volatilidad en los mercados, especialmente después de que su divisa se haya depreciado de forma constante frente al dólar durante los últimos meses”.
3. PERSPECTIVAS DE INFLACIÓN
Nick Peters descarta una subida de tipos por parte de la Reserva Federal (Fed) en la próxima reunión del 27 de julio. Pero "si la inflación repunta durante los próximos meses se avivará el debate sobre la política monetaria en EE.UU. Eso podría pillar desprevenidos a los mercados, que están descontado una única subida de tipos de aquí a finales de año”.

Lea además:
16 acciones de Wall Street para comprar por su atractivo dividendo en un escenario de tipos cero
Seis acciones europeas para comprar tras el Brexit y ganar dinero en la segunda mitad del año
Ocho acciones del Ibex 35 para afrontar las peores perspectivas de la segunda mitad del año
Cinco acciones europeas para aprovechar las oportunidades que deja el verano en el mercado
20 acciones de Wall Street que se han desplomado con un potencial del 100%
Cinco previsiones económicas para anticiparse a los riesgos y oportunidades del mercado