La actual directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha sido imputada por un juzgado francés en el llamado caso Tapie.

La Justicia francesa considera que Christine Lagarde  actuó "con negligencia" cuando era ministra de Economía de Francia en el arbitraje en 2008 entre el empresario francés Bernard Tapie y el banco Credit Lyonnais.

Lagarde ha asegurado a la agencia France Presse que no dimitirá de su cargo en el organismo internacional y ha señalado que vuelve a su puesto de trabajo en Washington "esta misma tarde".


Tras la comparecencia de ayer
Lagarde declaró ayer en París ante la Corte de Justicia de la República que instruye el caso de su intervención como ministra en 2007 en la indemnización multimillonaria al empresario Bernard Tapie.

El canal "iTélé" reveló que la convocatoria de Lagarde para comparecer por cuarta vez ante los jueces de la CJR, una vez más con el estatuto de "testigo asistido", a medio camino entre el de simple testigo y el de imputada.

En mayo del pasado año, la que fuera ministra de Finanzas de Francia entre 2007 y 2011 durante el mandato del presidente Nicolas Sarkozy evitó en otra convocatoria su inculpación por la CJR, jurisdicción competente para investigar y juzgar los casos que conciernen a los miembros del Gobierno en el ejercicio de sus funciones.

Cinco personas han sido acusadas en este sumario por los jueces instructores, entre ellos el empresario y ex ministro Tapie -conocido por su amistad con Sarkozy- y el anterior director del gabinete de Lagarde en el departamento de Economía, Stéphane Richard, actual presidente del operador de telecomunicaciones Orange.