El abono del primer dividendo de Bankia supone un nuevo avance en el proceso de devolución de las ayudas a los contribuyentes, dado que BFA, participada al 100% por el FROB y propietaria del 62,9% de Bankia, recibirá un total de 127 millones de euros. En febrero de 2014, BFA ya recuperó 1.304 millones de euros tras vender un 7,5% de Bankia.

El presidente de BFA y de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, afirmó hoy que “esta es sin duda una gran noticia porque es el primer dividendo que se reparte en nuestra entidad y es una prueba más de la normalización del banco”, y porque, añadió, “es también una manera de devolver las ayudas a los contribuyentes, que para el Consejo de Administración es un objetivo absolutamente prioritario”.

Este dividendo puede pagarse porque “Bankia cuenta con un balance saneado, unos resultados crecientes y un modelo de crecimiento que genera capital de forma orgánica”, explicó Goirigolzarri, tras aseverar que la entidad espera un “sustancial incremento del beneficio en 2015 para conseguir un ROE del 10%, lo que nos situaría entre las entidades más rentables de España”.