IBERDROLA, a través de su filial ScottishPower, y National Grid, el operador del sistema eléctrico británico, han adjudicado un contrato de 1.000 millones de libras a la compañía alemana Siemens y al productor de cable italiano Prysmian para construir la primera conexión submarina eléctrica entre Escocia e Inglaterra y Gales.

Está previsto que este nuevo tendido aumente la capacidad de transporte de electricidad entre los mencionados países en más de 2.000 megavatios (MW) bidireccionales, lo que permitirá que la energía fluya de norte a sur en función de las futuras oferta y demanda así como evacuar la producida por los nuevos proyectos renovables que se están promoviendo en Escocia.

En este sentido, el cable, que se convertirá en el más largo del mundo de sus características, va a propiciar la conexión de hasta 6.000 nuevos megavatios de energías renovables al sistema eléctrico británico, gracias a los que se podrá abastecer el consumo energético de más de 3 millones de hogares.

Esta macro línea impulsada por IBERDROLA (35%) y National Grid (65%) alcanzará los 420 kilómetros de longitud, contará con el primer conector submarino en corriente continua de 600 kilovoltios (kV) y su entrada en funcionamiento se producirá en 2016. Partirá desde el municipio escocés de Hunterston, en Ayrshire, y llegará a North Wales.

Ignacio Galán, Presidente de IBERDROLA, ha señalado que "este proyecto es una parte esencial del programa de mejoras de la red de transporte de electricidad que se llevará a cabo en los próximos años en Reino Unido" y se plantea en un momento clave, dado que, "actualmente, la interconexión entre Escocia e Inglaterra funciona casi a su máxima capacidad".

Galán ha destacado que "estamos plenamente comprometidos con el plan estratégico en materia de energía del Gobierno y, por este motivo, esperamos invertir 2.600 millones de libras entre 2013 y 2021 para incrementar la capacidad de transporte de nuestra red en Reino Unido. En total, prevemos invertir 12.000 millones de libras durante esta década en Reino Unido, cifra que incluye los proyectos de energía eólica marina en desarrollo".

En este sentido, el Presidente de IBERDROLA ha puesto de manifiesto que el incremento de la capacidad de interconexión "dará un impulso al desarrollo de los proyectos de energías renovables en Escocia, cuyo objetivo no sólo es distribuir energía limpia a los clientes de todo el país sino contribuir al cumplimiento de las metas medioambientales del Reino Unido".

Frank Mitchell, Consejero Delegado de ScottishPower Energy Networks, ha explicado, por su parte, que "esta iniciativa, que cuenta con una tecnología de vanguardia, lleva planificándose desde hace más de tres años. Se convertirá en un referente para los futuros desarrollos de red en Reino Unido y será clave para conectar al sistema las nuevas instalaciones de energías renovables que se están promoviendo en todo el país".

Asimismo, Nick Winser, Director Ejecutivo de National Grid, ha comentado que "este enlace desempeñará un papel esencial tanto para cubrir las necesidades energéticas del país como para contribuir a abordar el problema del cambio climático. La ventaja de esta red submarina es que evitará crear una ruta de transporte de grandes dimensiones en la campiña. Además, servirá para eliminar uno de los puntos críticos más graves del sistema de transporte británico".


Una inversión de 2.600 millones de libras entre 2013 y 2021

Esta importante infraestructura forma parte del plan estratégico de energía del Reino Unido, entre cuyos objetivos figura dotar al país de una red de electricidad integrada. Además, se enmarca en el plan de mejora de la red de transporte de ScottishPower, recientemente acordado con el regulador Ofgem y que cuenta con una inversión total, entre 2013 y 2021, de 2.600 millones de libras, gracias a la cual se incrementará la capacidad entre Escocia e Inglaterra de los 3,3 gigavatios (GW) actuales a los 7 GW previstos al final del periodo.

La filial de IBERDROLA en Reino Unido, que gestiona casi 3.800 kilómetros de líneas de transporte en superficie y otros alrededor de 300 kilómetros soterrados, ha presentado recientemente al citado regulador británico este plan de inversiones, que supone acometer las mejoras más importantes en las redes del sur y centro de Escocia precisas para los próximos 50 años. En el marco de este plan, la Compañía calcula que se crearán más de 1.500 empleos en el país.

Necesitamos tu colaboración más que nunca

Si eres seguidor de Estrategias de Inversión y te resultan atractivos nuestros análisis, informes y herramientas, hoy es el momento de beneficiarte de nuestros contenidos Premium y ayudarnos a seguir siendo independientes.

La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad y es importante que sigamos siendo independientes para ofrecerte los análisis y herramientas que miren por ti.
 

Suscríbete ahora y  tienes 15 días para probarlo. Podrás cancelarlo sin ningún tipo de compromiso en caso de que no se ajuste a tus expectativas.

Hoy más que nunca, es el momento de apoyar los servicios que utilizas habitualmente

Quiero Colaborar