El grupo IAG ha acordado lanzar una oferta pública de adquisición (OPA) por el 100% del capital de la irlandesa Aer Lingus por un importe total de 1.400 millones de euros. 

Según informó la compañía que agrupa a Iberia, British Airways (BA) y Vueling a la Comisión Nacional del Mercado e Valores, la oferta, que se dirigirá a todos los accionistas de Aer Lingus, se formulará como una compraventa en metálico, siendo la contraprestación de 2,55 euros por cada título de la irlandesa, que incluye un pago en efectivo de 2,50 euros por acción y el pago de un dividendo de 0,05 euros por título.

Así, la transacción representa una prima de, aproximadamente, un 40,1% sobre el precio de cierre de 1,82 euros por acción de Aer Lingus el pasado 17 de diciembre, siendo el último día de negociación antes del comienzo del periodo de la oferta, y de un 76,5% sobre el precio medio ponderado por volumen de 1,44 euros por acción de la irlandesa en el periodo de seis meses que finalizó el 17 de diciembre, indicó la compañía.

Los títulos de Aer Lingus cerraron ayer en Bolsa a un precio de 2,39 euros, por lo que la oferta de IAG supone una prima del 6,7% con respecto a su cotización actual.

Los consejeros independientes de Aer Lingus, asesorados por Goldman Sachs, han considerado que la oferta es "justa y razonable", por lo que tienen intención de recomendarla.

IAG indicó que la adquisición de Aer Lingus tiene un fundamento "estratégico y financiero claro" para el grupo a un precio atractivo para los accionistas de la irlandesa.

Además, añadió que espera que la adquisición proporcione beneficios significativos para los clientes de ambas compañías a través de "una red mejorada, especialmente en Norteamérica, utilizando a Dublín como 'hub' de entrada natural para las rutas transatlánticas", y que reporte beneficios financieros "atractivos y cree valor para los accionistas de IAG".

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, afirmó que la adquisición de Aer Lingus añadiría una cuarta aerolínea competitiva y eficiente en costes al grupo, "permitiéndole desarrollar su red utilizando Dublín como 'hub' entre el Reino Unido, Europa continental y Norteamérica, generando valor financiero adicional para los accionistas".

Acceda a todos los análisis de IAG