IAG registró en los nueve primeros meses del año un beneficio neto de 694 millones de euros, cifra que multiplica por nueve la del mismo periodo de 2013, que fue de 77 millones de euros.

El beneficio operativo antes de partidas excepcionales de la sociedad resultante de Iberia-British Airways se situó en 1.130 millones de euros hasta septiembre, con un crecimiento del 66% respecto a los nueve primeros meses de 2013, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La cifra de ingresos de la aerolínea alcanzó los 15.155 millones de euros, lo que representa una mejora del 7,4% con respecto a los nueve primeros meses de 2013, cuando ingresó 14.113 millones de euros.

En el tercer trimestre, el beneficio de las operaciones de British Airways alcanzó los 607 millones de euros, frente a los 477 millones de euros del mismo periodo del año anterior, mientras que Iberia registró un beneficio de las operaciones de 162 millones de euros, multiplicando por más de dos el obtenido en el mismo periodo del año pasado.

El beneficio de las operaciones de Vueling, por su parte, fue de 140 millones de euros, prácticamente el mismo que el de los nueve primeros meses del año pasado (139 millones de euros).