Gas Natural ha decidido cambiar la estrategia  en el proceso de la compañía para la venta de sus grandes joyas inmobiliarias en Madrid.
 
Isidro Fainé, presidente de la compañía, ha cambiado de opinión, si este verano encargó a las consultoras inmobiliarias, CBRE y Cushman & Wakefield, la venta de algunos de sus activos inmobiliarios, ahora pretende trocear cuatro inmuebles y vender solo uno de ellos, el más codiciado, su sede de Madrid.

El diario Expansión ha afirmado que la compañía energética ha alcanzado un acuerdo con IBA Capital, a través de su Socimi Zambal, para vender su sede. La transacción se pretende cerrar en los próximos días, por un valor de 120 millones de euros. La firma ha decidido optar por el sale & leaseback, con venta y posterior alquiler del inmueble durante diez años.

Drago Capital, hace semanas empezó a negociar la compra del lote de los cuatro inmuebles de Gas Natural, pero finalmente no pudo cerrar la operación debido a que no logró la financiación necesaria de lso bancos.