Las acciones de Abengoa continúan con la volatilidad habitual y las clase B, por ejemplo, suben en las primeras horas de cotización alrededor de un 7%. Los inversores tendrán que acostumbrarse hasta que la compañía ponga en marcha el contrasplit que la compañía propondrá en la junta de accionistas.

Una operación que contraerá el número de títulos de la compañía por 100. Es decir, cada 100 acciones se convertirán en una, con lo que su precio también se elevará en ese porcentaje, en un intento por estabilizar la cotización de Abengoa, que busca la tranquilidad después de años de zozobra en bolsa.

En lo que va de año, y tras los efectos de la reestructuración llevada a cabo por la empresa para salir del concurso de acreedores, las acciones de la compañía han caído a plomo.

En estos momentos, las clase A cotizan a 0,04 euros por acción, tras una caída de más de un 90% desde enero.

Por otro lado, las clase B ceden alrededor de un 80%, lo que implica que en estos momentos sus titulares pierden un 80% de su valor en este tiempo.

En este desplome tiene mucho que ver la inundación de acciones que se produjo a principios de este año con la entrada de los títulos que recibieron los fondos que entraron a rescatar la compañía.

En este contexto, los expertos de Carax AlphaValue han optado hoy por pegar un hachazo al precio objetivo de la compañía de ingeniería andaluza. En concreto, explican que han rebajado un 70% el precio objetivo.  Hasta 0,06 euros por acción desde 0,19 euros por título, que era la cota marcada con anterioridad.

A pesar de esta rebaja, en la firma ven un potencial de un 50% para el valor a pesar del fuerte recorte asestado.

Quizá tenga que ver algo la mejora de las estimaciones de la empresa. En concreto, han elevado el objetivo de beneficio por acción de este año desde -0,02 euros hasta 0,3 euros por título. Eso sí, afirman que “a nivel NAV las bajamos un -57,5% y a nivel DCF un -80,2%”.

 

Abengoa A