El acuerdo ha sido alcanzado con el fondo de inversiones estratégicas del Gobierno de Malasia Khazanah Nasional Berhad para la venta del 100% de las acciones de Globalvia Infraestructuras por un importe que podría alcanzar los 420 millones de euros. Las dos empresas son propietarias de la concesionaria al 50%.

El acuerdo se estructura en un pago inicial de 166 millones de euros y otro diferido que podría alcanzar 254 millones de euros, incluidos los intereses correspondientes a este aplazamiento. La transacción está sujeta a una serie de condiciones suspensivas, incluida la obtención de determinados consentimientos y autorizaciones de terceros, así como de los tenedores actuales del bono de 750 millones de euros: USS, OPTrust y PGGM.

La venta de Globalvia ha contado con el asesoramiento financiero de JP Morgan y Macquarie, y legal de Hogan Lovells.

Esta venta, que es positiva para Bankia en términos de liquidez y capital, supone un paso más en el cumplimiento del Plan Estratégico 2012-2015 del Grupo BFA-Bankia, que establece la desinversión de la cartera de participadas.

Globalvia es uno de los líderes mundiales en la gestión de concesiones de infraestructuras ocupando uno de los primeros puestos por número de concesiones, según el ranking de publicaciones especializadas de infraestructuras. La compañía, constituida en 2007, gestiona 31 proyectos en siete países, que incluyen autopistas, ferrocarriles, hospitales y puertos.

El objetivo estratégico de Globalvia es la generación de valor para sus accionistas a través de la gestión de su cartera de activos con el propósito de ser una referencia puntera en el mercado de la gestión de infraestructuras. Sus mercados objetivos son los países OCDE con especial énfasis en España, Unión Europea y Norteamérica.