Se espera una apertura alcista en Europa siguiendo el rebote desde los mínimos de ayer. El peligro no desaparece porque China sigue cayendo de forma abultada y la inestabilidad puede durar algo más de tiempo.