Ante los decepcionantes resultados del gigante del aluminio presentados ayer, Estados Unidos prefiere unirse al viejo continente que vive un auténtico rally de ganancias ante el discurso de Duraõ Barroso sobre la banca. Y mientras los inversores viven pendientes de sacar algo más en claro tras la publicación de las actas de la FED tras la reunión en la que se dio luz verde a la 'Operación Twist'. El euro consolida su fortaleza frente al dólar ya por encima del 1,38.