Los futuros del mercado estadounidense apunta claramente al tono positivo en una jornada vivida con extremo optimismo por las bolsas del viejo continente teniendo en cuenta la situación de su sistema financiero. El Dow Jones suma cerca del 2% en los minutos previos a la apertura, con un ojo puesto sobre el dato del PIB americano que se espera coloque la tasa de crecimiento de Estados Unidos muy por encima del dato anterior. La previsión de analistas concede una estimación del 2,4%. 

Ayuda y mucho el optimismo de Europa después de una decisión que se ha hecho esperar quizás más de la cuenta. Quita del 50% sobre la deuda soberana helena y 100.000 millones de euros para la recapitalización del sector bancario. España necesitará 26.000 millones donde BBVA figura como la entidad más perjudicada y de lejos –hasta 7.000 millones necesitará para ajustarse a las exigencias de solvencia-, el Banco Santander ligeramente por encima de 1.000 y Caixabank unos 600 millones de euros.

El caso es que Wall Street sube gracias a los aires de renovación que llegan desde Bruselas y los futuros del Dow Jones de industriales suman un 1,7%, el S&P 500 otro 2,1%, mientras que el tecnológico Nasdaq se revaloriza un 1,98%.

No obstante, Estados Unidos tiene hoy su propia batería de datos macroeconómicos donde destaca por encima de todos el correspondiente al crecimiento de la economía. Se espera que el PIB estadounidense se coloque en el 2,4%, frente al 1,3% anterior, en el cierre de trimestre.

Además, toca publicación del dato sobre peticiones semanales de desempleo para el que los analistas esperan cifras muy cercanas a las anteriores, en las 403.000 solicitudes semanales.

El euro, por su parte, se mantiene muy fuerte frente al dólar en el entorno del 1,40 y a un paso de batir esta resistencia, aunque cabe decir que el consenso de analistas coincide en que la moneda única retrocederá posiciones, tras este impulso, hasta colocarse como máximo en el 1,35.