Los futuros del mercado estadounidense vienen en color negativo, tras el cierre ligeramente positivo de la última sesión al calor de unos descafeinados datos de empleo. El Dow Jones cotiza con una caída del 0,12% hasta los 13.330 puntos, el Nasdaq pierde un 0,06% y el S&P 500 un 0,15%. En el mercado de divisas, el euro-dólar cede a 1,3037 unidades y, en el de materias primas, el barril de West Texas cae a 92,81 dólares. 

Los inversores hoy se decantan por las ventas, aunque no en masa. Parecen más expectantes a las señales que les puedan dar las cuentas empresariales de 2012, pues mañana, a cierre de mercado, Alcoa inaugurará la temporada de presentación de resultados trimestrales.

Los futuros estadounidenses apuntan a una apertura ligeramente más suave después de las fuertes ganancias de la semana pasada impulsadas en gran medida por el acuerdo para evitar el precipicio fiscal.
Las acciones estadounidenses, además, cerraron al alza viernes, después de que el gobierno dijera que la economía de EE.UU. ganó 155.000 empleos el mes pasado. El S&P 500 cerró la semana en su nivel más alto desde diciembre de 2007.

El sector financiero también celebra que el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea haya decidido relajar las reglas para los bancos y demorar el cumplimiento de las exigencias de capital impuestas por Basilea III 4 años. Roberto Moro, de Apta Negocios, comenta que “el sector financiero estadounidense tiene buenas perspectivas. Me gustan Bank of America y Citigroup”.

Entre los valores estadounidenses recomendados del día destaca Apple. Desde Barclays recomiendan sobreponderar la acción. Esta casa cree que con el nuevo año, y tras el fuerte castigo que viene experimentado desde septiembre, la compañía presidida por Tim Cook tiene se recuperará fuertemente. Por ello, le otorga un potencial de revalorización astronómico del 40%, hasta los 740 dólares.