Se toma un respiro la bolsa neoyorquina al compás de la vieja Europa donde prácticamente todos los índices se han dado la vuelta y cotizan en verde pasada la media sesión. Idéntico escenario, por tanto, para Wall Street donde los futuros suben del orden del 1% a falta de conocer el dato de paro semanal y de déficit comercial. El euro se recupera ligeramente con un repunte del 0,86% y vuelve a la cota del 1,36.

Europa sube, algo que ayuda a Wall Street a desperezarse y olvidar por unas horas las pérdidas, la crisis europea y la posible quiebra italiana. Lucas Papademos sube al trono griego, ha sido nombrado nuevo primer ministro en sustitución de su antecesor, Yorgos Papandreu, y por delante tiene una ardua misión: sacar al país de la quiebra y gestionar un rescate puesto en tela de juicio hasta hace tan sólo una semana.

La prima de riesgo italiana sigue disparada en el entorno de los 550 puntos básicos y a ello se suma la rebaja de previsión por parte de la UE y la lavada de manos que algunos miembros del BCE ya anuncian: ‘el BCE no puede hacer mucho más’, tal y como asegura el gobernador del Banco de Holanda y miembro del BCE, Klaas Knot.

Con este panorama, en Estados Unidos se levantan hoy pendientes del dato de peticiones de desempleo y sobre el déficit comercial. Los futuros de los tres índices rebotan del orden del punto porcentual. Así, el Dow Jones sube un 0,78%, el tecnológico Nasdaq otro 1%, mientras que el S&P 500 hace lo propio y suma un 1,23%. Nada que ver con las pérdidas del 3% de ayer.

El Brent se mantiene por encima de los 113 dólares el barril, mientras que el oil Texas ha abierto al alza y supera los 97 dólares el barril. La onza de oro se mantiene fuerte, en los 1.766 dólares y el par euro/dólar remonta gracias a las ‘buenas’ noticias desde Europa y se coloca de vuelta en el 1,36.