La bolsa de Nueva York abre la sesión en verde, recuperando parte de las caídas que ayer le provocó el descarrilamiento de la renta variable europea. Los inversores permanecen atentos a los múltiples resultados empresariales y a la noticia de última hora: la esperada compra de Dell. Con este telón de fondo, el S&P 500 sube un 0,50%, el Nasdaq un 0,21% y los del Dow Jones un 0,51% hasta los 13.950 puntos. En el mercado de divisas, el euro-dólar recupera los 1,35 dólares tras iniciar el día por debajo de este nivel.

Ayer Wall Street se dejaba llevar por la corriente bajista que llegaba de Europa provocando que el Dow Jones retrocediera desde los 14.000 puntos. Sumida nuevamente en problemas políticos, la Eurozona volvió a despertar el miedo de los inversores, contagiando incluso a los accionistas del parqué estadounidense. Hoy, las compras regresan, aunque a un menor nivel, a juzgar por los ligeros avances y por la caída del volumen de contrataciones. Entre tanto, la volatilidad se dispara. El índice VIX sube un 13,72%, no obstante, no consigue salir de niveles mínimos en torno a los 14,67 puntos. Los inversores, sin duda, se mantienen expectantes, ‘observando el toro desde la barrera’. Ese toro en EEUU hoy son los resultados empresariales.

Justo antes de la campanada de apertura del mercado, se ha confirmado lo que todo el mundo esperaba: la compra de Dell. El fundador del grupo, junto con Microsoft y el fondo de inversiones Silver Lake Partners han anunciado la adquisición de Dell por 2 billones de dólares. Los compradores ofrecen 13,65 dólares por acción para sacarla de cotización. Sin embargo, los títulos de la compañía caen un 2,64 hasta los 13,27 dólares.

Antes de la apertura hemos conocido las cuentas de BP. La petrolera británica, también cotizada en Wall Street, obtuvo un beneficio neto atribuido de 11.582 millones de dólares en 2012, lo que supone un retroceso del 55% respecto al ejercicio anterior. Estos números reflejan el impacto negativo de las desinversiones realizadas, particularmente la venta en octubre de su participación en la rusa TNK-BP. Las acciones de British Petroleum ceden un 2,59%.

Walt Disney presentará cuentas al cierre de mercado. Mientras tanto, la sección europea de la popular productora de dibujos aumentó un 2,5% su facturación en el primer trimestre fiscal con unos ingresos de 327 millones de dólares. Sin embargo, las acciones pierden un 1,26%.

También publicará sus resultados y Zynga, luego que su jefe de diseño de juegos abandonara la compañía recientemente. La compañía que suministra los juegos a Facebook se desploma un 3,76%.

Entre las mayores subidas de la apertura destacan las de Netflix, que se dispara un 6% hasta los 174,74 euros. Las acciones de la compañía han ido y venido en las últimas semanas con bandazos fuertes provocados por el cierre de cortos motivado por los buenos resultados trimestrales.

En cambio, por el lado de las caídas, destaca McGraw-Hill, que se desploma un 13,78% después de que EEUU haya presentado una demanda contra la agencia Standard & Poor's y su matriz, McGraw-Hill por su supuesto comportamiento ilegal en la calificación de bonos hipotecarios. "Consideraciones sobre cuotas, cuota de mercado, ganancias, y relaciones con los emisores influyeron indebidamente en los criterios y modelos de calificación de S&P", dijo el Gobierno.

Las acciones de Yum! Brands se hunden más de un 3% en las operaciones previas a la apertura de este martes, un día después de que comunicar que su beneficio neto en el último trimestre de 2012 descendió un 6%, hasta los 337 millones de dólares. Además, la compañía dijo que las ventas en China cayeron un 6%.

Boeing ha caído en los últimos meses un 3% a consecuencia de los problemas de batería de sus modelos de aeronave 787 Dreamliner. No obstante, el fabricante de aviones tiene la esperanza de que la Administración de Aviación Federal permita realizar vuelos de prueba al Dreamliner para encontrar el origen de los problemas de la aeronave. Boeing sube un ligero 0,45%.

Toyota Motor elevó su beneficio del ejercicio fiscal un 23% y, además, prevé triplicar lo que ganaba en el maltrecho año anterior, configurándose como el mayor fabricante de automóviles del mundo. Sus acciones ceden un 0,31%.

En el apartado macroeconómico, el Instituto de Gerencia y Abastecimiento publicará su índice mensual del sector servicios.