Los principales índices de Wall Street terminan en negativo. Tras el terremoto del viernes en Japón el escepticismo ha dominado la jornada. De esta forma, continúan con caídas. En el caso del Dow Jones la bajada es de un 0,43% hasta los 11.993 puntos, el Nasdaq un 0,54% hasta los 2.700 puntos. Por su parte, el S&P 500 cae un 0,60% a los 1.296 puntos. En el mercado de divisas el euro continúa como empezaba la mañana, un euro se cambia por 1,39 dólares. El barril de crudo sube su cotización hasta los 101,48 dólares, lo que se traduce en una subida del 0,32%.


Los acontecimientos más importantes del día en el mercado americano están marcados por, la ya nombrada, situación japonesa. General Electric, compañía que diseñó los reactores de Fukushima, cerró la jornada con un descenso del 2,16% colocando el precio de su acción en 19,92 dólares. Caídas también para las tres grandes compañías del automóvil japonesas; Toyota, Nissan y Honda, que además de caer en el Nikkei, bajan también en el mercado estadounidense. La  peor parte se la llevó Nissan, bajó 6,16% y colocó el precio de su acción en 17,83 dólares. Toyota bajó un 4,58% con su acción en 81,73 billetes verdes. Por su parte, Honda se situó con un 3,95% menos, 38,17 dólares la acción.

 
A pesar de conocer la buena noticia de que la farmacéuticaNovartis facturó más de 1.300 millones de euros el año pasado, hoy cerró la sesión bursátil con números negativos. La caída del valor se situó en 1,15% y su acción en 54,20 dólares.

 
También hoy se conocía que Warren Buffet compra Lubrizol, empresa química de lubricantes, por 9 billones de dólares.