“Los fantasmas persiguen” a los inversores estadounidenses, según versa ya en portadas de los medios salmón americanos. La bolsa neoyorquina abre con ganancias y buscando un recorrido al alza tras conocer el buen dato de empleo privado, el ADP, y, sobre todo, pendiente del discurso que pronunciará la Reserva Federal tras dos días de reunión. ¿Será hoy el día de conocer las 'new tools' anunciadas hace un par de semanas por Bernanke? Los analistas consideran que la FED necesita más presión para dar un paso al frente. 
 
Estados Unidos amanece ajeno a las renovadas tensiones del viejo continente donde Alemania ha vuelto a plantear dudas acerca de la conversión del fondo de rescate permanente, el denominado MEDE, en un pseudobanco con capacidad de financiar a los estados. Así, sus índices abren en positivo frente a la laxitud de las compras de ayer martes y el Dow Jones arranca desde los 13.049 puntos con unas ganancias del 0,32 %.

Detrás se encuentra el dato de empleo privado, el ADP, anticipo del dato de empleo público del viernes que ha dado a conocer que las empresas del sector privado estadounidense crearon 163.000 puestos de trabajo en julio, desde los 172.000 empleos generados en junio -dato revisado a la baja desde los 176.000 calculados inicialmente- y supera las previsiones de los analistas de Bloomberg, que de media habían previsto que se crearan 120.000 empleos.

El índice S&P 500 sube hasta los 1.379 puntos, mientras que el Nasdaq destaca con una subida del 0,69% en los 2.957 enteros.

En terreno empresarial se han dado a conocer los resultados de Time Warner, salpicada por cierto por la matanza de Denver, y que ha reportado una caída de sus ganancias trimestrales hasta caer 429 millones de dólares, o 0.44 dólares por acción, desde los 637 millones, o 0.59 dólares por papel, de un año antes.

Los ingresos bajaron 4% interanual, a 6,700 millones de dólares. Los analistas esperaban ventas por 6,940 millones de dólares, de acuerdo con Thomson Reuters.

Por su parte, Comcast , gigante estadounidense de cable y medios, anunció este miércoles un aumento de 32% de su beneficio neto durante el segundo trimestre, a 1.300 millones de dólares. El beneficio por acción fue de 50 centavos, mientras que los analistas esperaban 48 centavos, conforme a las previsiones del mercado.

El dólar se coloca en el 1,23 en su cambio con el euro  y el yen japonés, pero ganó terreno contra la libra esterlina.

El petróleo para entrega en septiembre repunta y vuelve a la cota de los 90 dólares por barril.  Los futuros del oro para entrega en agosto recorta ligeramente posiciones hasta los 1.606 dólares la onza. 

El precio de los bonos del Tesoro a 10 años de EE.UU. cayó, empujando el rendimiento hasta el 1,49%, desde el 1,43% del jueves.