Los índices americanos se despiertan con ánimos compradores tras la jornada festiva de ayer, impulsados en parte por las buenas noticias que llegan desde Europa. En concreto el DJ suma un 0,8% hasta los puntos 12.547, mientras que el barril de referencia en EEUU el de tipo Texas se queda en los 100 dólares mientras que el euro cotiza sobre los 1,4409 dólares.

Tres días de inactividad en Wall Street han levantado el apetito inversor en la renta variable americana. Los inversores toman posiciones al otro lado del charco, pero con la mirada puesta en Grecia y su próximo rescate tras la aprobación de Alemania.

Esta promesa de rescate beneficia a los bancos americanos expuestos a la deuda griega que reciben con los brazos abiertos a los inversores.

Así las cosas los principales índices abren con alzas del 0,8% en el caso del Dow Jones, hasta los 12.547; estas alzas se amplían hasta el punto porcentual en el caso del Nasdaq 2.823 puntos y el Standar&Poor´s 1.342.

Este escenario debilita al dólar, para vanagloria de las exportadoras americanas y las commodities. De hecho, las compañías relacionadas con materias primas, como las petroleras Exxon y Chevron avanzan respectivos 1,2% y 1,5%. Porcentaje superior se apunta Alcoa, que roza el 1,76%.

Habrá que prestar especial atención al devenir de la cotización de Nokia, que ha experimentado fortísimas caídas, en torno al 9%, en Europa tras reducir su pronóstico de ventas y servicios para este año.

Además, en el plano macroeconómico, los precios de las viviendas de las 20 principales ciudades estadounidenses cayeron en marzo a sus menores niveles desde 2003. La caída anual fue del 3,6%, el mayor descenso desde noviembre de 2009.

También se conocerá el índice manufacturero de la Fed de Chicago de abril, que el mes anterior registró una lectura de 85,0 puntos.