Wall Street registró pérdidas el jueves ante los indicios de que la recuperación económica no avanza con tanta fuerza, lo cual generó una venta de acciones y la búsqueda de activos más seguros como el dólar. Los principales indicadores perdieron alrededor de 1% y descendieron por segundo día consecutivo. El promedio industrial Dow Jones tuvo su mayor pérdida desde el 30 de octubre.
Las acciones de energía y materiales registraron las mayores pérdidas después que un repunte en el dólar provocó un descenso en los precios de las materias primas. Por otro lado, las acciones de tecnología bajaron cuando un analista redujo su calificación de la industria de los microprocesadores.

El Dow perdió 93,87 puntos (0,9%) y se ubicó en 10.332,44, tras haber retrocedido hasta 170 unidades durante la jornada. El índice S&P 500 bajó 14,90 unidades (1,3%) hasta 1.094,90, mientras que el compuesto Nasdaq perdió 36,32 unidades (1,7%) y cerró en 2.156,82.

Cinco acciones bajaron por cada una que subió en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen de transacciones alcanzó 1.100 millones de títulos, similar a las intercambiadas el miércoles.

Ante la caída de las acciones, los inversionistas se refugiaron en el dólar y los bonos del Tesoro. Como consecuencia, el rendimiento del bono a tres meses del gobierno estadounidense, considerado una de las inversiones más seguras, cayó a su nivel más bajo desde diciembre, 0,005%, para luego cerrar en 0,02%.

Los datos económicos que se conocieron en la jornada no brindaron incentivos para retener acciones. Cifras del Departamento de Trabajo señalaron que los empleadores todavía siguen reduciendo sus planteles y la Asociación de Banqueros de Hipotecas dijo que hubo un aumento en los embargos de viviendas. Los analistas advierten que la subida del dólar del jueves no marcaría una tendencia de largo plazo. Las tasas de interés estadounidenses están a su punto más bajo en la historia y siguen pesando en el valor de la moneda.

El oro subió apenas y el petróleo bajó 2,12 dólares para cerrar en 77,46 dólares por barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York. En mercados internacionales, el índice británico FTSE 100 cayó 1,4%, el alemán DAX bajó 1,5% y el francés CAC-40 perdió 1,8%. El promedio de acciones japonesas Nikkei bajó 1,3%.