La marea roja llega a las puertas de Wall Street y arrasa con los principales índices. Los indicadores estadounidenses caen arrastrados por la crisis política de Francia y Holanda y las señales de desaceleración de la economía china y española. El Dow Jones cede un 1,04 % hasta los 12.894 puntos, el Nasdaq un 1,12% y el S&P 500 un 1,08%. En el mercado de divisas, el euro aguanta los 1,31 dólares y, en el de materias primas, el barril de West Texas cae a 102,80 dólares.


Los inversores hoy encuentran las excusas para hacer caja en Wall Street más allá de EE.UU., concretamente en Francia, Holanda, España y China:
La incertidumbre política brilla en su máximo esplendor en el centro de Europa. Por un lado, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, uno de los ‘arquitectos’ del acuerdo europeo para evitar el default de la deuda soberana, terminó en segundo lugar en la primera ronda de las elecciones presidenciales francesas del domingo. En segunda ronda (6 de mayo) se verá las caras contra la candidata socialista, Francois Hollande, que le ha aventajado en votos. Por otro lado, el gobierno holandés no ha sido capaz de alcanzar un acuerdo para aprobar los nuevos presupuestos, que pretendía meter la regla de no superar el déficit del 3%. Sin un acuerdo, es muy posible que el país pierda su máxima nota crediticia, ‘AAA’ y, además, hoy el primer ministro holandés, Mark Rutte, presentará su dimisión.

A esto se le unen los malos datos de expansión económica de España y China. Por un lado, el Banco de España ha comunicado hoy que el PIB español se contrajo un 0,4% en el primer trimestre, un dato peor al -0,3% previsto. Además, China reflejó una contracción de su sector industrial en abril por sexto mes consecutivo. El índice PMI de gestores de compras que elaboran HSBC y Markit Economics se queda, según su última lectura provisional, en 49,1 puntos, frente a los 48,3 de marzo. Un registro inferior a 50 puntos en este parámetro se debe interpretar como contractivo.

Además, durante el fin de semana Christine Lagarde, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, advirtió que "hay negros nubarrones en el horizonte que ponen en peligro la recuperación mundial".

En el frente interno, la primera minorista de EE.UU., Wal-Mart, fue alcanzada por las denuncias del New York Times. La subsidiaria en México de Walmart habría pagado sobornos hasta por 24 millones de dólares para expandir sus negocios en el país, en los que involucra a funcionarios mexicanos, de acuerdo con el diario estadounidense. Las acciones se desploman un 3,66% en la apertura de Wall Street, mientras que se desploman más de un 16% en la bolsa de México.

Entre los movimientos empresariales, Nestlé ha comprado Pfizer Baby por 9.000 millones de euros. Las acciones de Pfizer se dejan un 0,71% en la NYSE . Y AstraZeneca, por su parte, anunció la adquisición de Ardea Biosciences, una compañía de biotecnología con sede en California, por 32 dólares por acción, ó 1.3 mil millones, lo que supone una prima del 54% sobre el precio de cierre del viernes. Los inversores de AstraZeneca penalizan esa compra con una caída del valor del 1,41%, mientras que Ardea se dispara un increíble 51,54%.

La temporada de resultados corporativos continúa hoy con las cuentas de Xerox y ConocoPhillips. ConocoPhillips reportó una baja de sus ganancias trimestrales, porque la venta de activos y el cierre de sus operaciones en China tras una fuga de petróleo redujeron su producción de crudo. La ganancia neta de la empresa, que se dividirá en dos a fines de mes, cayó en el primer trimestre a 2.900 millones de dólares, o 2,27 dólares por acción. Los títulos de la petrolera ceden un 1,27%.

Y, aunque Xerox también vio reducido su beneficio del primer trimestre un 4% hasta 269 millones de dólares, las acciones de la compañía suben un 2,30%.

Después del cierre del mercado, Netflix dará a conocer sus cuentas del primer trimestre. Los analistas esperan que la compañía anuncie una pérdida de 27 centavos por acción. Entre tanto, Netflix se deja un 1,48%.

Las acciones de Kellogg se desploman un 4,56% después de que la compañía haya lanzado un profit warning para los beneficios de este año. La compañía alimentaria dijo que ahora espera que sus ventas crezcan entre un 2 y un 3 por ciento, con una baja de su ganancia de operación de entre un 2% y un 4%. Kellogg espera reportar ganancias en un rango de entre 3,18 y 3,3 dólares por acción.

Divisas y materias primas:
El petróleo para entrega en mayo cayó 1 dólar, a 102,80 dólares el barril.

La fortaleza del dólar le hizo ganar terreno frente al euro y la libra esterlina, pero cayó contra el yen japonés.

Los futuros del oro para entrega en abril cedieron 10 dólares, a 1.632,80 la onza.

Bonos: El precio de los bonos del Tesoro a 10 años de los EE.UU. cayó, empujando ligeramente el rendimiento hasta el 1,97%.