Quizás sólo Telefónica le haga sombra en cuanto a las preferencias de los inversores se refiere. Pocas veces un valor ha suscitado tanta unanimidad entre quienes analizan día a día los mercados. Y eso lo ha conseguido Técnicas Reunidas. Poco más de un año lleva en el escaparate del Ibex 35 aunque suficiente para convencer con sus cifras, su negocio y su evolución bursátil: en lo que va de 2009 acumula una revalorización en torno al 26 por ciento y este miércoles se coloca entre los mejores del selectivo del continuo. Pero…llegados a este punto ¿le queda potencial? Los expertos lo tienen claro: sí.
28 euros. Ese es el precio que hoy mismo Deutsche Bank ha señalado que cree que vale cada título de Técnicas Reunidas. Como la mayoría de bancos y casas de análisis, Deutsche Bank tiene un consejo de “comprar” para la compañía de ingeniería española porque cree que “está muy bien colocada para mantener un nivel de actividad decente en un entorno económico turbulento para el sector petroquímico”. Y es que, si los altos precios del crudo que vimos en el primer tramo de 2008 se señalaban sin duda como su principal baza, lo cierto es que el continuo descenso de los mismos hasta el entorno actual –con un barril de Brent a 42,81 euros- no parecen haberle pasado demasiada factura. Lejos de ello, los analistas destacan que la compañía ha demostrado estar bien posicionada en otras actividades como energía y gas, gracias a los recientes contratos obtenidos.

En lo que llevamos de ejercicio, Técnicas Reunidas se revaloriza contracorriente del mercado un 26 por ciento y se ha convertido, quizás junto a Telefónica, en una de las pocas compañías que los expertos se atreven a recomendar. A Javier Barrio, responsable de Ventas Institucionales de BPI, le gusta que “su cartera de pedidos tiene cada vez mayor visibilidad” y cierto es que no para de conseguir contratos desde lugares bien dispares, aunque los últimos hablen casi siempre árabe y procedan de Arabia Saudí. Si en enero se adjudicaba un contrato por unos 990 millones de euros para el desarrollo del proyecto de los campos de Salí y Shah, en febrero lograba ampliar otro en el mismo país para expandir el complejo petroquímico de Ruwais. Y a eso unir el logrado con Acciona para construir dos terminales de gas natural licuado en Tenerife y Gran Canaria por entre 450 y 490 millones. Los analistas de Banco Etcheverría e Inversis también sitúan a la fabricante de productos auxiliares petrolíferos entre sus preferencias al destacar, entre otras cosas, su alto grado de diversificación y el peso del exterior en sus cuentas.

Para Diego Herrero, director de renta variable de Gestifonsa, la clave que explica el rebote que vive la compañía y sus buenas recomendaciones está en que es una empresa “con un negocio bastante bien controlado”. “Es una compañía ingeniera y los proyectos que tiene cada vez son de mayor cuantía, lo que le da un músculo importante”, apunta. Por tanto, considera que es un valor sin riesgos a largo plazo, “algo que el mercado ha empezado a ver ya desde hace meses, por lo que la compañía empieza a ser querida”. “Los precios objetivos de Técnicas Reunidas están por encima de 30 euros, pero creo que vale más y que es una acción en la que se podría invertir a medio y largo plazo”, apunta. Con esta premisa de base, Herrero tiene claro que “con lo que ha subido la compañía, pronto podrían llegar los recortes a la acción y habría que aprovecharlos para invertir”.

Últimos resultados

Hace apenas cinco días que presentó sus resultados de 2008, que arrojan un beneficio neto de 137,1 millones de euros. Esto es, un 30,9 por ciento más que lo logrado en 2007. La compañía ha explicado que esta mejora se debe, sobre todo, al buen comportamiento de las unidades de Petróleo y Gas y de Generación de Energía, cuyas cifras de negocio han crecido un 24,1 y un 29,2 por ciento, respectivamente. Pero lo más importante es que a cierre de diciembre, la cartera de pedidos de Técnicas Reunidas supera los 4,700 millones de euros. Una cartera de pedidos que, según José Lizán, analista de Nordkapp, “le garantiza su negocio para varios años”.

Cifras, por tanto, que no hacen sino confirmar los sólidos fundamentales de la firma de ingeniería y la gran proyección de resultados futuros, según los analistas de BPI. Desde esta casa de valores se otorga a Técnicas Reunidas un precio objetivo de 31,40 euros y un consejo de comprar. La razón es que “prevén un fuerte crecimiento de su negocio gracias a su cartera de pedidos”, al tiempo que estiman que “sus márgenes se mantengan estables entre el 5,9 y el 6,1 por ciento en el periodo 2009-2011.

Técnicamente

Desde el punto de vista técnico, el gráfico de Técnicas Reunidas también convence a los analistas. Alberto Rodríguez, director de renta variable de hermanos Moro AF, considera que es ahora mismo “el mejor de los valores del mercado continuo”. A renglón seguido señala que hay que estar atentos a sus próximos niveles de resistencia. A su juicio, “el primero de ellos lo podemos situar en torno a los 24,30 euros que es el punto por donde pasa la resistencia de máximos previos”. De superar ese nivel, el valor “iría en busca de la parte superior del canal alcista en los 25.40-24,50 euros”. Pese a los fuertes repuntes de los últimos días, “la compañía sigue teniendo un buen aspecto técnico como para comprar, pero ahora hay que ajustar los stop para evitar un giro en los precios y que nos haga entrar en pérdidas”, concluye.



Evolución de Técnicas Reunidas en bolsa en los últimos meses



¡Ojo!, también hay riesgos

Pero no todo son factores a favor. También hay riesgos y para Deutsche Bank, éstos tienen que ver con la ejecución de proyectos y con el precio del petróleo, ya que algunos estiman que puede llegar –en el peor de los casos- incluso a los 25 dólares, caso de Javier Ruiz Peinado, Sales Trader para España y Latinoamérica de Saxo Bank. Junto a ello, Javier Galán, de Renta 4, recuerda que el valor fue uno de los peores del selectivo del continuo en el segundo semestre de 2008 y que, dada la recuperación que acumula desde entonces, a los niveles actuales lo mejor sería tener cautela “porque puede que gran parte de lo buen ya esté descontado”. En todo caso, reconoce que el hecho de que su negocio sea bastante estable y tenga una cartera de pedidos tan elevada va a amortiguar sus cuentas justo en 2009 y 2010, justo cuando se espera que veamos la peor cara de todas las compañías.