La compañía ha registrado un beneficio neto de 1,84 millones de euros en el primer semestre del año, frente a las pérdidas de 9,3 millones en el mismo periodo del ejercicio anterior,

Según ha informado la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el resultado bruto de explotación (EBITDA) se situó en 17,78 millones, frente a los 0,5 millones del primer semestre de 2010, mientras que las ventas aumentaron un 45,9%, hasta 252,6 millones de euros.

La entrada de pedidos en el primer semestre creció un 23% respecto a la primera mitad del año pasado, con un incremento "considerable" en la entrada de pedidos de tubos para la extracción de petróleo y gas.