Se trata de una caída del 9,2% en tasa interanual si se comparan estos datos con el mes de junio del año pasado. No obstante, el gigante automovilístico ha sabido vencer a la adversidad tras la catástrofe puesto que es una cifra considerablemente mejor que la registrada en el mes de mayo.

Esta tasa del 9,2% menor al mismo periodo del año anterior representa una producción para Toyota de hasta 593.839 vehículos, afectada aún por el impacto del terremoto y el tsunami del 11 de marzo.

Pese a la caída, la cifra representa una importante mejora respecto al mes de mayo, cuando la producción del fabricante nipón retrocedió casi un 50%. En Japón Toyota produjo en junio 249.660 vehículos, un 15,9% menos que el año anterior, mientras que fuera del archipiélago produjo 344.179 unidades, un 3,6% menos. Toyota es el primer fabricante de automóviles a nivel mundial.