La agencia de calificación Standard & Poor´s (S&P) ha rebajado la calificación crediticia del grupo alemán Daimler, al considerar que la debilidad del mercado automovilístico provocará que sus resultados sean peores de lo previsto. En concreto, Standard & Poor´s sitúa el rating de Daimler en `BBB+´ (calidad aceptable), frente a la anterior calificación de `A-´ (calidad buena).
El rating está tres niveles por encima del grado especulativo o `bonos basura´.

Además, la perspectiva asociada a esta calificación es negativa, ante la posibilidad de que los resultados económicos de la compañía presidida por Dieter Zetsche en el conjunto de 2009 sean más débiles de lo previsto anteriormente.

"La rebaja refleja una revisión negativa de nuestras previsiones financieras para Daimler, a la vista de las débiles condiciones y proyecciones en los sectores de automóviles y camiones, y de los también débiles resultados de la empresa en el primer trimestre", explicó el analista de S&P Werner Staeblein.

Según Staeblein, aunque la situación económica mejorara a finales de 2009 y principios de 2010, la agencia no espera que Daimler mejore su perfil de riesgo crediticio de tal forma que pudiera recuperar su anterior rating. "Las medidas de protección de la deuda financiera de la compañía se deteriorarán probablemente mucho más de lo previsto", añadió.