Solaria se contagia de las subidas de Siemens Gamesa

Las acciones de Solaria suben un 3,39% a media mañana hasta alcanzar los 22,6 euros dentro de un IBEX 35 que a la misma hora se anota un avance de un 0,68%. El valor, que rebota tras los descensos del pasado viernes, acumula una revalorización de más de un 27% en lo que va de año, con la capitalización bursátil por encima de los 2.730 millones de euros.

La subida de Solaria es la mayor del Ibex 35 a media mañana, solo superada por el 6,4% que sube Siemens-Gamesa a la misma hora. El mayor accionista de la compañía, Siemens Energy, ha anunciado una OPA de exclusión sobre ella a un precio de 18,05 euros por acción, una operación que sirve también para agitar al resto del sector ante los rumores de nuevas operaciones corporativas.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

A ello se suma además que el sector de las renovables está siendo protagonista en los mercados por los planes europeos para desengancharse de la energía rusa y aprovechar para acelerar la transición energética. La Comisión Europea presentó el pasado miércoles su plan “Repower EU”, para reducir la dependencia de la Unión Europea del gas de Rusia cuanto antes, diversificando proveedores, ganando en eficiencia energética y aumentando la generación renovable y la producción e importación de hidrógeno “verde”. En total, 210.000 millones de euros de inversión que deberán hacer los Veintisiete para llevarlo a cabo.

“A raíz de esta dramática situación se ha puesto de relieve lo que nosotros ya veníamos defendiendo desde hace años: la energía solar fotovoltaica es una necesidad y no solo una imposición legal”, explicaba recientemente David Guengant, director de relación con inversores  de Solaria. “Debemos desarrollar energía solar localmente para tener una menor dependencia energética que se traducirá en una reducción del precio de la factura de la electricidad para todos los europeos”.

“Este contexto geopolítico se traducirá en una aceleración sin precedentes del despliegue de renovables en la Unión Europea para no depender de recursos exteriores y/o contaminantes”, defendía Guengant.