Telefónica no se da por vencida. La operadora que preside César Alierta no cesa en su intento por hacerse con Vivo y esta vez ha anunciado que propondrá a la junta de accionistas de Portugal Telecom el reparto de un dividendo complementario extraordinario de un euro por acción o un importe superior, correspondiente al ejercicio 2010 sólo en el caso que se acepte su oferta por Vivo.
Como intento por reformar su oferta por Vivo, Telefónica propondrá a los accionistas de Portugal Telecom el pago de un dividendo de un euro por acción. Su intención es someter a la consideración de los accionistas de PT esta propuesta de refuerzo de la actual política de remuneración al accionista, en caso de que así lo proponga el consejo de administración del operador portugués.

El grupo que preside César Alierta formula esta propuesta como accionista titular de 76,3 millones de acciones del grupo portugués representativas de, aproximadamente, el 8,51% del capital.