A lo largo de los últimos seis meses la cotización se ha desplazado en un movimiento lateral con techo y suelo en el máximo y el mínimo de este año, 123,65 y 105,80 respectivamente.

Comportamiento que deriva en una pérdida de momento y que provoca que las medias móviles de largo plazo amenacen con cruzarse a la baja. Circunstancia que apunta a que la consolidación puede tener una mayor continuidad pero, por el momento, consideramos precipitado dar por finalizada la tendencia alcista primaria. Hay que tener en cuenta que la estructura de mínimos crecientes permanece intacta mientras el precio no pierda la banda inferior del movimiento en rango, 105,80.

Por la parte superior, una recuperación de la resistencia intermedia situada en 116,00 incorpora momento alcista al precio y viene acompañada por divergencias al alza en los osciladores (ver indicador MACD en ventana inferior), favoreciendo una vuelta a máximos anuales e históricos.


Schneider Electric en gráfico diario