El laboratorio farmacéutico aumentó un 7% en el primer trimestre del año, hasta 6,8 millones de euros gracias a la fortaleza del negocio de especialidades farmacéuticas.

En este mismo periodo, los ingresos operativos de Rovi aumentaron un 12%, hasta alcanzar 76 millones de euros. Las ventas de especialidades farmacéuticas aumentaron un 23%.

Sin embargo el EBITDA disminuyó hasta 10,2 millones de euros lo que refleja una caída en el margen EBITDA de 1,8 puntos porcentuales hasta el 13,4%.

Para este año, la compañía prevé una tasa de crecimiento de los ingresos operativos de alrededor de un 5%.

La compañía espera que este año su negocio pueda impulsarse gracias a eventos como  la venta del biosimilar de enoxaparina, el lanzamiento de nuevos productos bajo licencia, la autorización para la comercialización en 10 países de la eurozona de un biosimilar de enoxaparina  y el anuncio de nuevos contratos de la unidad de fabricación a terceros. En el ámbito meramente farmacéutico, se espera continuar el reclutamiento de pacientes para la Fase III de DORIA.

En este entorno, Rovi propondrá en la próxima Junta de accionistas un dividendo de 0,1207 euros por acción con cargo a resultados de 2017. Una cantidad que representa aproximadamente el 35% de los beneficios del año pasado.

Las acciones de Rovi han reaccionado con subidas de más de un 1,4% a estos resultados. La compañía sube más de un 10% en bolsa desde que comenzó el ejercicio.

laboratorio Rovi