Fidelity Investment aconseja invertir en compañías ligadas a la telecomunicación debido a su alta rentabilidad por dividendo y por sus rasgos "relativamente defensivos".
Fidelity asegura que las telecomunicaciones son un sector por el que apostar ya que presentan unos buenos fundamentales. En concreto, desde la gestora destacan la alta rentabilidad por dividendo del conjunto del sector y que ha "batido" al conjunto del mercado con "cierto margen" durante varios periodos, por lo que, a pesar de que las telecomunicaciones han sido el "patito feo" bursátil de los últimos años, su rendimiento por rentabilidad total "debería hacer reflexionar y actuar" a los inversores.

Desde la gestora destaca además como la fuerte demanda de servicios de datos móviles, propiciada por el desarrollo de los "teléfonos inteligentes" (smartphones), se perfila como la tendencia de crecimiento más importante del sector.