Las principales potencias económicas englobadas en el marco del G-20 pretenden mitigar la especulación en las materias primas.
Las principales economías del mundo fijarán este año un marco para tratar de mitigar la especulación con las materias primas, tratando de identificar quienes están detrás de los movimientos más importantes que supongan una influencia notable en el mercado.
 
A la cabeza de esta iniciativa se encuentra Francia, actualmente en la presidencia de las 20 principales economías del mundo (G20).
 
Los problemas derivados del incremento del precio de este tipo de materias han traído el malestar social en muchos puntos del planeta además de incrementar este tipo de inflación y entorpecer el crecimiento económico.