El presidente de la República portuguesa, Cavaco Silva, estudia la posibilidad de que el Gobierno solicite ayuda de corto plazo al FMI, según el diario portugués Expresso.

El rotativo portugués Expresso afirmó este fin de semana que el presidente de la República portuguesa, Cavaco Silva, estudia la posibilidad de que el Gobierno solicite ayuda de corto plazo de “emergencia” al Fondo Monetario Internacional (FMI), sin intervención de la Unión Europea.

El líder de la oposición, el socialdemócrata Passos Coelho, afirmó que no dudará un instante en recurrir al FMI en caso de que Portugal lo necesite, si vence en las próximas elecciones del 5 de junio, con tal de que el país no corra “riesgos innecesarios o soporte costes que tardarían muchos años en ser reabsorbidos”.