El ministro de Finanzas de Portugal, Vítor Gaspar, ha anunciado la anticipación de nuevas medidas de corte para equilibrar el desvío en las cuentas públicas del 1,1 % del PIB, 2.000 millones de euros aproximadamente.

Entre estas medidas destaca el aumento del IVA, con el objetivo de cerrar el año con un déficit del 5,9 %.

Gaspar habló a los periodistas antes de que la misión técnica del Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea  realice el balance de los primeros tres meses del préstamo de 78.000 millones de euros concedido a Portugal.

El ministro se mostró satisfecho por los resultados de la evaluación, pero explicó que anticipará al último trimestre de este año el previsto aumento del IVA en la electricidad y el gas natural de la tasa reducida (5 %) a la máxima (23 %) para ingresar 100 millones de euros.

No obstante, garantizó que las familias con pocos recursos no serán penalizadas por esta alteración, ya que tendrán una "tarifa social".

A parte del Estado, los municipios, las regiones autónomas y el sector empresarial del Estado tendrán que reducir sus gastos, aseguró Gaspar.

El gobierno conservador de Portugal ya había anunciado el pasado julio la existencia de un "desvío" en las cuentas públicas de unos 2.000 millones de euros en el primer trimestre de este año que obligaba a reforzar las medidas de contención del gasto para cumplir con los compromisos del préstamo.