Las dificultades de abastecimiento propiciaron la rebaja en la producción de las plantas niponas.

 El grupo francés Peugeot Citroën prevé que a partir del jueves se empiece una vuelta progresiva hacia la normalidad después de que el terremoto ocurrido en Japón ralentizara la producción de las plantas en suelo nipón por un problema de abastecimiento.