A pesar de la aprobación, por parte del Congreso, sobre el límite de la deuda estadounidense los mercados no reaccionan en positivo. El NIkkei cerró la sesión con caídas de más del 1.2% siguiendo la estela de los índices estadounidenses al cierre.

El Nikkei se deja un 1,21% a pesar de las buenas noticias que llegaron de Estados Unidos. El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró hoy con una pérdida de 120,42 puntos, el 1,21%, y quedó en 9.844,59 puntos. El índice Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, bajó 7,44 puntos, el 0,91%, hasta 843,96 enteros.

Una tendencia que replicó el comportamiento de la renta variable estadounidense al cierre de la sesión. Y es que, aunque  Wall Street moderó los descensos con los que respondió a la caída de la actividad del sector manufacturero de EE.UU., el Dow Jones de Industriales acabó con un descenso del 0,09 %. Ese índice, la principal referencia del parqué neoyorquino, restó 10,75 puntos para cerrar en 12.132,49 unidades, el selectivo S&P 500 bajó el 0,41 % y el índice compuesto del mercado Nasdaq retrocedió el 0,43 %.