¿Quién dijo que no quedaba valor en España? Los brokers vuelven a dar una oportunidad al mercado español y lo hacen sin distinción. Grandes y no tan grandes se encuentran entre los señalados por los expertos, ¡pero cuidado! La volatilidad seguirá danzando a sus anchas, al menos en el corto plazo, y podría hacer tambalear las apuestas de más de uno.
La renta variable comienza un nuevo mes y los brokers lo hacen con la vista puesta en el cielo. ¿El objetivo? Seguir de cerca las líneas que Iberia dibuja por las alturas y a las que Goldman Sachs ha querido sumarse. El broker estadounidense ve posible que la aerolínea española vuele un poco más alto, en concreto hasta los 2,85 euros. Este ha sido el nuevo precio objetivo que Goldman Sachs otorga a Iberia para la que mantiene su consejo de “comprar” un día en el que el Departamento de Transportes de Estados Unidos podría decidir si la unión entre Iberia, BritishAirways y American Airlines es acorde con las normas antimonopolio, un requisito necesario para que las compañías puedan establecer precios y servicios comunes, según ha informado hoy “Financial Times”.

Las oportunidades no sólo se encuentran a grandes alturas. Al menos es lo que han pensando los analistas de Cheuvreux quienes fijan su mirada en Técnicas Reunidas. La empresa de ingeniería industrial ha visto elevar hoy su consejo desde infraponderar hasta sobreponderar, una recomendación que ha sido bien acogida por el mercado ya que ha premiado a Técnicas Reunidas con subidas superiores al 4%.

Fuera del sector industrial, el sector de la alimentación también parece que suscita algo de optimismo entre los expertos pese a que, como señalan desde Banca March, en el caso deEbro Puleva, no se descartan episodios de volatilidad derivados de la eventual desinversión de alguna caja del accionariado. Aún así, los expertos cree que aquellos accionistas con posiciones en el valor deberían “mantener” los títulos de Ebro Puleva en cartera.

El farolillo rojo sigue siendo otorgado para el sector bancario. Esta vez han sido los títulos de Banco Sabadell los que sufren una rebaja de su precio objetivo después de que Keefe, Bruyette & Woo lo bajaran desde los 4,7 hasta los 4,4 euros aunque mantienen su consejo de infraponderar.