El comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha admitido que los bancos europeos tienen crecientes problemas para financiarse.

Rehn también ha reconocido que las turbulencias financieras están agravando la ralentización del crecimiento en la economía real de la UE.

"La situación es grave y no tiene sentido sostener lo contrario", ha dicho Rehn en un discurso ante eurodiputados del grupo liberal. "Las presiones de financiación en el sector bancario en la UE han aumentado", ha señalado.

"Los mercados financieros y la economía real se mueven ahora de forma más sincrónica, y las continuas turbulencias financieras se están contagiando y dañando potencialmente la recuperación de la economía real", ha avisado el comisario de Asuntos Económicos.