El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, limitó hoy a "pequeños ajustes" la negociación con los grupos parlamentarios sobre los cambios fiscales que podrían introducir los Presupuestos Generales del Estado de 2010 respecto a lo aprobado por el Gobierno, y rechazó que vaya a haber grandes modificaciones.