La agencia de calificación Moody´s ha rebajado la calificación de la deuda de Portugal hasta Ba2 o ‘bono basura’ desde Baa1.

La rebaja se deriva en parte del “riesgo creciente de que Portugal necesite una segunda ronda de financiación oficial antes de que pueda volver al mercado privado” según ha dicho en un comunicado la agencia de calificación crediticia, tal y como informa Bloomberg.

También existe “la posibilidad creciente de que se exija como condición para la misma la participación de los acreedores del sector privado.”

Portugal es el segundo país con una calificación de no inversión por parte de Moody´s, uniéndose a Grecia, después de obtener 78.000 millones de euros de rescate en mayo, mientras el país ibérico lucha para reparar sus finanzas. La preocupación de que Portugal no será capaz de alcanzar plenamente su objetivo de reducción del déficit también ha sido una razón para el recorte, han afirmado desde Moody.

"Portugal está en la cuerda floja, así como Grecia", ha declarado Sean Murphy, trader del Tesoro de Société Générale SA en Nueva York.