La agencia de calificación crediticia Moody's otorgó a Bankia una nota de Baa2 con perspectiva negativa.

La agencia de calificación crediticia Moody's otorgó a Bankia una nota de Baa2, que describe una calidad crediticia aceptable y un riesgo de crédito moderado, pero con perspectiva negativa. Esta calificación supone situarla a dos pasos de lo que se considera bono basura por el riesgo de impago. Moody's también calificó a la matriz, el Banco Financiero y de Ahorros (BAF), con una nota una escala más baja: Ba2, igualmente con perspectiva negativa.

La agencia de calificación considera que la base de capital de Bankia es vulnerable a pérdidas en el mercado y en el negocio inmobiliario, que pueden durar bastante tiempo, en su opinión. Estas circunstancias pueden impedir el crecimiento del negocio de Bankia y presionar sus márgenes a la baja, dice la agencia.

Moody's cree que mejorará la financiación de Bankia cuando esté cotizada. Destaca que la separación del banco malo en BFA ha dejado más limpio a Bankia. Sin embargo, la agencia recuerda que Bankia se podría ver afectado por los potenciales problemas de los activos malos y por su falta de liquidez. Incluso no descarta que BFA necesite "saneamientos adicionales".