Tras las sacudidas de la deuda de Irlanda y Portugal, la canciller de Alemania, Angela Merkel, no ha dudado en intentar tranquilizar al mercado advirtiendo de que la Eurozona no está en riesgo.

La crisis europea de deuda soberana ha demostrado que los países más débiles deben volverse más competitivos, pero la eurozona no está en riesgo, dijo a última hora del martes la canciller de Alemania, Angela Merkel. "No creo que la eurozona esté en riesgo. Pero estamos experimentando sacudidas y situaciones de una clase que no hubiera soñado hace un año y medio", ha declarado Merkel a la cadena de televisión ARD.

Lo más importante es que, junto a las medidas de rescate que han sido acordadas, coordinemos mejor nuestra fortaleza económica entre todos, declaró. Eso significa que aquellos que no son tan competitivos hoy deben mejorar, agregó la canciller.