Martinsa Fadesa salva el concurso de acreedores tras lograr el respaldo del 73,79% de sus acreedores al plan de pago de deuda presentado.
El grupo inmobiliario Martinsa Fadesa saldrá de la antigua suspensión de pagos dos años y medio después de que se declarara insolvente con un pasivo de unos 7.000 millones de euros. 

Otras inmobiliarias como Llanera y Habitat también consiguieron superar los concursos de acreedores en los que entraron tras la crisis inmobiliaria.