Mapfre obtuvo un beneficio atribuido de 271 millones de euros en el primer trimestre del ejercicio 2011, lo que supone un descenso del 12,5% en relación al mismo periodo del 2011.

Mapfre ha justificado esta caída de los beneficios por la ausencia de resultados extraordinarios y menores plusvalías, partidas sin las que el beneficio recurrente crece un 3,7%, sobre todo gracias al negocio de 'no vida' que crece un 18,4%.

La aseguradora incrementó un 11,5% sus ingresos, que totalizaron 6.834,8 millones de euros, debido principalmente a la evolución del negocio internacional, que aportó prácticamente el 62% de las primas.

La primera aseguradora de España aumentó un 8,2% el ahorro gestionado entre fondos de pensión y de inversión y provisiones de vida, hasta 30.171 millones de euros, mientras que sus fondos propios crecieron un 10,4%, hasta 7.105 millones.

Tras la elección de Antonio Huertas como presidente de Mapfre, las vicepresidencias del grupo habían quedado vacantes, por lo que el consejo de administración ha designado vicepresidentes a tres altos directivos del grupo, cargo que compatibilizarán con sus responsabilidades actuales.

El director general de Mapfre y responsable del Area Financiera, Esteban Tejera Montalvo, será vicepresidente primero y tendrá una función muy relevante de ayuda a la presidencia en el desarrollo de las relaciones internacionales.

El director general corporativo de Recursos y Medios, Antonio Núñez Tovar, será vicepresidente tercero, responsable de la actuación coordinada del Grupo Mapfre y Fundación Mapfre con la finalidad de garantizar la consecución de sus objetivos de eficiencia y racionalidad.

La vicepresidencia cuarta la ocupará Ignacio Baeza Gómez, decisión que la aseguradora inscribe en la importancia del negocio de Mapfre en España, su volumen de ingresos y resultados. La vicepresidencia segunda del Grupo continuará siendo ocupada por un consejero externo, Francisco Ruiz Risueño, según el código de buen gobierno de la entidad.