La bolsa neoyorquina opta en las horas previas a su apertura a seguir los pasos de Europa donde, no obstante, las compras se desinflan y las ganancias se reducen al medio punto porcentual en las principales plazas. El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, se encuentra este miércoles de tour por el viejo continente y parece por extensión haber contagiado de optimismo a los inversores americanos. El euro/dólar, a pesar de la más que probable rebaja de tipos de interés mañana por parte del BCE, se mantiene en el 1,35; mientras que los problemas para colocar deuda alemana se han disipado en la última subasta.

Los futuros de Wall Street apuntan a una apertura alcista con sus tres principales indicadores aventurando ganancias en una horquilla de entre el 0,6% y el 0,8%, muy similar a las registradas al cierre de ayer.

La bolsa neoyorquina retoma poco a poco la confianza gracias a que Europa hace lo propio en los días previos a la reunión que el Consejo Europeo tendrá este viernes 9 de diciembre y de la que previsiblemente saldrá un nuevo acuerdo sobre el que refundar la Unión Europea. Además, esta mañana tocaba subasta de deuda en dos focos de atención internacional.
 
Portugal ha colocado 1.000 millones de euros en títulos a tres meses con una rentabilidad mínima de agosto de este mismo año; mientras que Alemania ha colocado la totalidad de los bonos a cinco años en una subasta en la que se ha registrado el doble de la demanda y a una rentabilidad que ha repuntado ligeramente hasta el 1,11%.

A nivel macroeconómico, hoy se dará a conocer el dato de concesión de hipotecas en Estados Unidos, pero, sin duda, la actualidad empresarial centra hoy la información económica. Apple está siendo investigada por Bruselas, a lo que se suma la prohibición de China para que pueda comercializar allí sus productos bajo el nombre de 'iPad'.