Los contratos a futuro sobre el cobre subieron el viernes en la Bolsa de Futuros de Shanghai por quinta sesión consecutiva, con lo que extienden un repunte que cuenta con el soporte de una perspectiva positiva para el metal en 2010 y de las expectativas de que el dólar se mantendrá débil.