Los futuros de Wall Street encaran la última sesión de la semana con subidas tras una de las sesiones más volátiles de la historia del mercado americano. Los futuros del S&P 500 suben a 1.129 puntos, el tecnológico avanza a 1.902 enteros mientras que el Dow Jones avanza 61 puntos.
El Dow llegó a caer durante la sesión 998 puntos, o el 9,2%, para ubicarse por debajo de 10.000, antes de recuperarse para finalizar con un retroceso de 348 puntos, o el 3,2%, a 10.520. El índice Compuesto Nasdaq bajó 83 puntos, o el 3,4%, a 2.320, mientras que el S&P 500 cedió 38, o el 3,2%, a 1.128, tras llegar a desplomarse durante la sesión a 1.066. Los analistas técnicos señalaron que el S&P 500 atravesó niveles de soporte técnico clave en 1.150, 1.120 y 1.115.

El Nasdaq OMX Group señaló tarde el jueves que cancelarían las negociaciones realizadas entre las 2:40 p.m. y 3 p.m. hora de Nueva York (1840 -1900 GMT GMT). Un rumor de que Citigroup accidentalmente realizó una transacción de futuros por US$16.000 millones en vez de 16 millones de dólares fue rechazada por la bolsa Chicago Mercantile Exchange, que señaló que las negociaciones de Citigroup en sus mercados de índices de futuros de acciones "no parecen ser irregulares o inusuales de cara a la actividad del mercado hoy".

En tanto, el tema que parecía haber afectado a las acciones al inicio del día -la estabilidad de la eurozona-estará al centro de la atención cuando Alemania vote sobre su contribución para integrarse al paquete de ayuda para Grecia de 110.000 millones de dólares junto al Fondo Monetario Internacional.

El viernes se conocerán los datos de las nóminas mensuales en Estados Unidos, anuncio que generalmente acapara la atención del mercado. Economistas encuestados por MarketWatch prevén la creación de 185.000 empleos no agrícolas en abril, con una tasa de desempleo estable del 9,7%.

Los bonos del Gobierno británico, la libra esterlina, y las acciones en Londres caían tras los resultados de las elecciones que no arrojaron una mayoría absoluta. Por ley el primer ministro, Gordon Brown, tiene la primera oportunidad de formar una coalición.