La Bolsa estadounidense vuelve a la carga en positivo. Tras un largo fin de semana los principales índices de Wall Street afrontan la apertura con subidas superiores al punto porcentual ante las buenas nuevas que llegan de Europa y el próximo rescate de Grecia. Mientras, en el mercado de divisas el dólar sigue débil frente al euro, en los 1,438 y, en el de materias primas, el West Texas cotiza en los 102 dólares.

Tres días de inactividad en Wall Street han levantado el apetito inversor en la renta variable americana. Los inversores toman posiciones al otro lado del charco, pero con la mirada puesta en Grecia y su próximo rescate tras la aprobación de Alemania.

Esta promesa de rescate beneficia a los bancos americanos expuestos a la deuda griega que reciben con los brazos abiertos a los inversores.

Este escenario debilita al dólar, para vanagloria de las exportadoras americanas y las commodities. De hecho, las compañías relacionadas con materias primas, como las petroleras Exxon y Chevron avanzan respectivos 0,8% y 0,5%. Porcentaje superior se apunta Alcoa, que roza el 1%.

Habrá que prestar especial atención al devenir de la cotización de Nokia, que ha experimentado fortísimas caídas, en torno al 9%, en Europa tras reducir su pronóstico de ventas y servicios para este año.

En clave macroeconómica, Standard & Poor's publicará su índice S & P / Case-Shiller Índice de Precios de marzo. Los economistas esperan una caída de 0,2%, igual a la experimentada en febrero.

También se conocerá el índice manufacturero de la Fed de Chicago de abril, que el mes anterior registró una lectura de 85,0 puntos.