Wall Street se prepara para una apertura en negativo en una jornada en la que los mercados siguen descontando una situación económica que podría desembocar en una nueva recesión. Los futuros del S&P pierden 22,6 puntos mientras que el Nasdaq y el DJ recortan 100 y 173 puntos respectivamente. El euro cotiza sobre la zona de los 1,41 dólares.
Los índices americanos se preparan para una apertura en negativo tras el descalabro sufrido ayer en los mercados. Europa y la crisis de deuda junto con el miedo a una posible caída en recesión pesan en los mercados americanos que antes de la apertura operan con descensos.

Los futuros del S&P pierden 22,6 puntos mientras que el Nasdaq y el DJ recortan 100 y 173 puntos respectivamente. El euro cotiza sobre la zona de los 1,41 dólares.

Los inversores se mantienen a la espera de datos sobre productos no manufacturados.

Por su parte la gran banca estadounidense sigue presionada por la denuncia impuesta por mala práctica en la valoración de hipotecas. En este sector Bank of America se deja un 2,3% antes de la apertura y cae hasta los 7,08 dólares.

Por su parte el gigante de la informática Dell se ha asociado con la China Inc Baidu, dedicada a los motores de búsqueda, para plantar cara a Apple en el mercado de tabletas y móviles.

En el mercado de divisas los inversores estadounidenses también se hacen eco de la histórica intervención del Banco de Suiza con el objetivo de recortar el valor del franco; esto ha impulsado las acciones de empresas exportadoras.